Blogia
Salud y Masaje - Quiromasaje y Masaje deportivo

Alzheimer - Un siglo de olvido.

Alzheimer - Un siglo de olvido.

Hola a tod@s de nuevo,

Bueno, ayer 21 de Septiembre fue el día internacional del Alzheimer. Curioso día marcado ya que muchísima gente diría que para ellos todos los días del año es el día del Alzheimer ya que por desgracia conviven con un familiar con dicha enfermedad.

Este año se cumple un siglo desde que esta grave enfermedad neurodegenerativa fue descrita por el médico Alois Alzheimer. El doctor Alzheimer nació en Marktbreit, Baviera (Alemania) en 1864. En 1906 describió una nueva enfermedad que producía pérdida de memoria, desorientación, alucinaciones y finalmente muerte. La enfermedad fue diagnosticada por primera vez en una mujer de 51 años, llamada Augusta D que había ingresado en 1901 en el Hospital de Frankfurt a causa de un cuadro clínico caracterizado por un delirio de celos,

Pero ¿qué es el Alzheimer?. Coloquialmente, es una enfermedad que poco a poco va degradando al sujeto que la padece hasta convertirlo en prácticamente un vegetal. Sin posibilidad de valerse por si mismos.

Científicamente el Alzheimer es una demencia progresiva que tiene el déficit de memoria como uno de sus síntomas más tempranos y pronunciados. Por lo general, el paciente empeora progresivamente, mostrando problemas perceptivos, del lenguaje y emocionales a medida que la enfermedad va avanzando.

A nivel neuronal, la enfermedad está asociada con el desarrollo de placas y ovillos de fibras que van recubriendo el cerebro.

La presencia de acúmulos de proteínas (neurofibrillas) en las neuronas es el hallazgo anatomopatológico característico de esta enfermedad y se considera un marcador de la misma. Sin embargo, se desconoce el papel exacto que tienen estas estructuras a la hora del desarrollo de la enfermedad, cuál es la causa de su aparición y por qué algunos pacientes ancianos tienen neurofibrillas y no desarrollan síntomas mientras otros pacientes si que desarrollan la enfermedad.

Desde el punto de vista bioquímico la enfermedad de Alzheimer se asocia a una disminución de los niveles cerebrales de acetilcolina (una sustancia química que existe en el cerebro y que trabaja enviando señales de una neurona a otra, este 'neurotransmisor' es fundamental para aprender y memorizar). La falta de esta sustancia reduce los estímulos que tienen que pasar de una célula a otra, base del funcionamiento de los circuitos neuronales que nos permiten fijar recuerdos, aprender nuevas cosas y evocarlas, así como llevar a cabo otras actividades intelectuales.

Todo esto está muy bien, de echo ni siquiera me he molestado en escribirlo, lo he copiado y pegado, porque en relidad todo esto no nos dice nada. Yo sigo viendo a vecinos, familiares y amigos como poco a poco se van perdiendo en ellos mismo a causa de dicha enfermedad, mientras tanto pastillas, pastillas y más pastillas para algo que la ciencia sabe que se les queda grande.

Una vez, hablando con un gran amigo surgió el tema de las enfermedades neuronales y parece que llegamos a una conclusión muy interesante. Tan sólo hay que pararse un poquito a pensar en los grandes cambios que nuestro día a día está teniendo. En ocasiones para mejor y en ocasiones para peor. Quién iba a pensar hace 10 años que hasta los niños de 5 iban a llevar un teléfono móvil, ó que a través de una pantalla y un cacharro se iba a poder hablar con la otra parte del mundo gracias a una cosa llamada internet. A esto es a lo que me refiero, parece ser que el celebro de determinadas personas no es capaces de "adaptarse" a dichos cambios, y ya no por que no puedan, sino por que el sujeto no quiere. Frases como "uff, yo con mi edad me voy a poner a aprender con el ordenador" son muy frecuentes incluso en gente joven. La vida sigue y los avances también y estos sujetos se quedan anclados en ese "yo no aprendo más" perdiendo el celebro una de sus funciones principales. Si tenemos en cuenta que para nuestra vida tan sólo utilizamos una pequeña parte de nuestro celebro y llega un momento en el que nos volvemos perezosos y no utilizamos ni siquiera esa pequeña parte... zasss.... nos han ganado la partida.

Ya sé que esto es una explicación a groso modo, pero es la forma más terrenal que tengo para explicar la conversación que tuvimos aquel día mi amigo y yo. Así fue y así se lo he contado.

Por cierto, con 25 millones de personas en todo el mundo sufriendo esta enfermedad y con la previsión de 70 millones de casos en los próximos 20 años, aun nos molestamos en invertir en guerras. Las papeletas están cambiadas, no sería más lógico invertir en mejorar la vida. No lo entiendo

Un saludo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Apolo -

Hola Raúl, hola Rafa!!! Bueno aquí estamos ante otra entidad patológica que va a dar quebraderos de cabeza (ya los está dando) a todos los investigadores médicos del mundo. Aunque a veces se preocupan más de investigar los posibles tratamientos (que bien para la industria farmacológica) que buscar las causas. Hoy por hoy la causa de esta enfermedad se desconoce, pero es cierto que exiten evidencia de una predisposición genética, ya que se ha demostrado que en casos de Alzheimer en la misma familia tenían mutaciones en los mismos genes (App, presenilina 1 y presinilina 2). Estos hallazgos permiten darle explicación a la clínica de esta enfermedad, pero no a la causa. Aunque al final aparecen cambios en toda la corteza cerebral hay zonas que se afectan selectivamente. Primeros lugares afectados: el hipocampo, la corteza entorrinal y área de asociación de la corteza cerebral. Se observan placas seniles, que son acumulaciones de proteinas y depósitos de sustancias como amiloides, tejido nervioso degenerado, neuronas anormales y neurofibrillas, formando los "ovillos neurofibrilares". Esto sería a nivel de anatomía patológica. A nivel bioquímico existe en esas placas seniles, una pérdida de colina acetiltransferasa, la enzima biosintética de la acetilcolina, que como bien ha explicado Raúl, es uno de los neurotrasmisores colinérgicos más importantes, no sólo a nivel de funciones cerebrales, también en la contracción muscular y en muchos procesos bioquímicos de nuestro organismo. Volviendo al diagnóstico de Alzheimer, pasa un poco como en la fibromialgia, se hace por eliminación tras descartar todos los tipos de demencias. Se miden los niveles de péptidos amiloides, el líquido cefalorraquídeo, la proteína TAU en el suero. Con las nuevas tecnologías en radiodiagnóstico se han encontrado anomalías en la parte interna del lóbulo temporal, la corteza cerebral atrofiada, ventrículos laterales dilatados y un metabolismo cortical disminuido. Esto último es importante y se está investigando mucho, qué es lo que hace que el metabolismo cerebral disminuya?
Bueno después de este rollo de clases de neurología os digo que también opino que todo tiene una causa y qué ojalá se descubra pronto y las investigaciones se centren más en esa búsqueda. Ahora mismo sólo existen tratamientos paliativos, secundarios, pero no curativos ¿o sí? pero no los conocemos.

Rafa -

Hola Raúl.
Gran artículo el que has escrito. Incluso me he leído la parte "científica" y de verdad que me ha gustado.
Me gustaría conocer la causa kármica o física(en realidad la raíz es la misma), es decir, el origen de esta enfermedad, pero es igual, sino esta, será otra. Yo soy de la opinión de que todo tiene su causa y a veces no entendemos lo que nos pasa y simplemente apelamos al destino, sin indagar en las causas de lo que nos ocurre. Esto, desde luego, es más complicado y trabajoso. En fin, es verdad, el mundo va tan rápidamente que yo, con 29 años, ya parece que me quedo atrás en nuevas tecnologías. Me esfuerzo bastante e invierto mucho tiempo en estar lo que denominamos "al día", aunque comienzo a tener la tentación, no se si será esto una causa de que empiezo a hacerme mayor, de no seguir con este ritmo, de parar, de marcharme a cualquier pueblecito de Aragón o Cataluña abandonado y pedir si hay algún trabajo para mi y una vivienda humilde para mi y para mi mujer y pasar los días al ritmo natural de la vida antigua.
Pero se que no podría. Ya tengo este ritmo metido en mi vida y me he acostumbrado (triste palabra) a un tipo de vida y aunque siempre es posible cambiar, costaría tanto que te lo planteas seriamente.
En fin, tal vez en un futuro lo haga, no lo se.
La vida la hemos acelerado, tomamos decisiones importantes cada día y muchas. Aunque los trabajos de hoy día (en términos generales, por descontado) suelen ser menos duros físicamente que los de antes, la mente está sometida a grandes tensiones y responsabilidades.
Alguien dirá "pues cambia". Si, y realmente se puede hacer, pero ¿quieres hacerlo, deseas cambiar, estás preparado para ello? o tal vez lo dices porque no estás al nivel de la vida de hoy día.
En fin, son simples pensamientos de alguien que no ha alcanzado ni por asomo un cierto nivel de sabiduría.
Sat Nam
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres