Blogia
Salud y Masaje - Quiromasaje y Masaje deportivo

El poder del tacón en la sociedad actual.

El poder del tacón en la sociedad actual. Que bonita y preciosa está una mujer con unos buenos zapatos de tacón, ¿verdad?. Piernas estilizadas, largas y muy atractivas, desde luego, pero seguro que no os habéis parado a pensar lo adictivos que pueden llegar a ser los tacones. Y lo digo porque conozco a muchas mujeres que no pueden ir por la vida sin un mínimo de tacón. En cuanto se ponen de plano dicen que no soportan el dolor de piernas. Y la respuesta al por qué es muy sencilla.

Cuando unas piernas se han acostumbrado a ir con tacón, a parte de otros problemas que luego comentaremos, sufren un acortamiento del músculo bíceps y soleo ya que vamos todo el día como de puntillas. Cuando esta postura se prolonga durante algunos años de nuestra vida digamos que nuestro cuerpo se acostumbra, así que cuando la mujer intenta quitarse el tacón nota un fuerte dolor debido al estiramiento de estos músculos, por lo tanto vuelve al tacón para aliviarse y por lo tanto el músculo nunca vuelve a su estado normal.

El tacón no es algo del todo malo, siempre y cuando, como casi todo, no se abuse de él. A la mente me viene ahora un amigo el cual me comentaba un día que la “simpática” de su vecina de arriba había cogido la costumbre de levantarse a las 6 de la mañana, ponerse los tacones y dar vueltas por la casa. Más tarde descubrieron que la mujer se levantaba para darle un poco de giros a las piernas, ya que decía que le dolían mucho incluso acostada y la única forma de alivio es ponerse los tacones y andar un poco.

Por esto, y en pro de salvar mi propia vida ya que en la zona que resido somos pioneros en los zapatos para señora, lo recomendable es cambiar mucho de calzado y si nos vamos a una fiesta en la que tenemos que ir lindísimas, siempre nos podemos llevar los zapatos de tacón en una bolsita y cambiarnos junto antes de salir del coche, es lo más cómodo.

Por cierto, aquí no hablo de las malformaciones que nos crean los zapatos de punta estrecha como puede ser el típico juanete (hallux valgus), dedos en martillo o en garra, callos, etc, etc.. Esto lo dejaremos para otro artículo.


En definitiva y resumiendo todo, tenemos que tener mucho cuidado en usar tacones, por lo menos fijarnos muy mucho en no depender de ellos, si es así, debemos de buscar una solución al problema. Como siempre, visita a un buen especialista.

Un saludo a tod@s

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raúl -

Estimado Paco,
Me permito la confianza de tutearle ya que aparenta ser un hombre sencillo y con la suficiente educación como para permitírmelo. Por supuesto, no me hable de usted que me hace mayor,jejeje.
En primer lugar, un millón de gracias por atreverse a participar en el blog. No se imagina lo feliz que me hace leer vuestras opiniones.
En referencia a su comentario, no puedo estar más de acuerdo con usted de lo que estoy. El hacer un zapato bueno de señora es todo un arte. Como bien diría un amigo mío, el hacer un zapato respetable no es cosa de "chinos". Imagino que sabe a lo que me refiero. Gracias a la experiencia que nuestra zona tiene con el zapato de calidad aun disponemos de algunas de las mejores fábricas a nivel mundial, pero eso, por desgracia hay mucha gente que no lo mira y prefiere ahorrarse esos 20 ó 30 € que aunque no lo sepan van en contra de su salud. Y por supuesto que estoy cansado de ver a mujeres que andan "bailándoles" los pies como si de un momento a otro se les fuera a producir un esguince. Es tremendo. Y también, para rizar el rizo, he salido al campo a andar y me he cruzado con mujeres con tacón - bajito pero tacón. Y es que como tú bien dices "se ha de saber usar cada cosa para la ocasión".
Bueno, pues desde aquí te animo a seguir luchando por la comodidad de nuestros pies y te aseguro que quien de verdad entiende un mínimo de zapatos y le gusta cuidarse optará por un calzado bien hecho aunque les cueste un poquito más y seguro que aprecian vuestra labor.
De nuevo muchas gracias por estar ahí.

Paco(fabricante de calzado) -

Hola Sr. Raul.
Soy fabricante de zapatos en Elda y efectivamente trabajamos mucho el zapato de tacón alto y el medio y el bajo. Tacón alto se considera de 60 cm. para arriba. Tacón medio entre 30-55 cm. y tacón bajo entre 10-25 cm. (estas medidas son aprox.).
Sólo quería comentar en tu blog, pues lo sigo a menudo, ya que gracias a un quiromasajista, pude superar un problema que tuve hace algún tiempo, que los zapatos no es, al igual que el cuerpo humano, algo sencillo, aunque aparentemente sí lo sea. Se pueden hacer zapatos sin considerar (y sólo voy a tener en cuenta los tacones) la altura exacta (y cuando digo exacta hablo de milímetros)la curva del tacón y de la horma, el biselado de la planta de fabricación y el clavado y reclavado del mismo tacón. Aparentemente el zapato será el mismo que otro que valga, a lo mejor, 20 o 30 € más, pero le aseguro, Raul, que no es así. Se ha de tener en cuenta el enorme esfuerzo que supone ajustar un tacón a una horma o en ocasiones a un modelo único de zapato para que cuando la mujer lo calze note "eso" diferente que notas al ponerte un zapato equilibrado de otro que no lo está.
Encontrarás muchos zapatos con tacón alto baratos pero muy pocos equilibrados. Seguro que hay alguno, pero no es lo habitual.
Estamos de acuerdo en que no se ha de abusar del tacón alto, pero hay muchos tipos de tacones y de calzados y se ha de saber usar cada cosa para la ocasión.
En fin, que cuando yo hago un nuevo modelo me molesto mucho en la comodidad y la salud de la mujer que se lo va a poner, porque un tacón mal equilibrado puede ocasionar daños incluso en la espalda(seguro que ha visto Ud. mismo señoras o chicas que al andar se le mueven los pies hacia los lados).
Nada más y sigue así, aunque no me había animado a escribir, por fin lo he hecho, porque es un tema que, evidentemente, me atañe y mucho.
Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres